Qué es el Slow Fashion, el revolucionario movimiento de moda

slow fashion

Los procesos de producción de vestimenta y accesorios en torno a la moda están atravesados por aspectos sociales, culturales y económicos. A su vez, requieren un análisis sobre las lógicas de comercialización, el uso de materias primas y los modos de fabricación utilizados para las confecciones. Es posible reconocer diferentes movimientos y corrientes de consumo como por ejemplo la moda rápida y la moda circular.  Entre ellas vamos a desarrollar qué es el slow fashion, cómo surge, cuáles son sus características principales y beneficios. 

Qué es Slow Fashion

El slow fashion, según sus palabras, significa moda lenta. Es un movimiento que propone una práctica consciente, ética, responsable, justa y equilibrada con el medio ambiente, los trabajadores y las personas consumidoras. 

Cómo surge este movimiento

Frente a los enormes impactos ambientales que generan muchas prácticas económicas, surgieron diferentes movimientos que promueven el slow fashion. Ante el interrogante de qué es el slow fashion hay un antecedente del término la profesora de Diseño, Moda y Sostenibilidad Kate Fletcher en Londres. Las bases se sostienen en la utilización de piezas duraderas, de buena calidad y con una perspectiva de fabricación que con ideas de ética responsable. 

La diseñadora británica de moda Vivienne Westwood sostuvo la frase legendaria y reflexiva “comprar menos, elegir bien y hacerlo durar”. De esta manera, la propuesta slow fashion se postula en contra del fast fashion, la lógica de producción masiva, uso rápido y breve de vestimenta. 

Además, entre las bases de la perspectiva slow fashion, se encuentra la producción textil respetuosa y cuidada con el medio ambiente. A su vez, alienta a la valoración y el respeto de los derechos laborales de los empleados textiles. Por lo tanto, busca que consumidores ejerciten el análisis, la reflexión y actitud consciente sobre la responsabilidad ambiental, social y cultural que tienen sus compras. 

Las características del slow fashion y sus beneficios

Una vez que podemos dimensionar qué es el slow fashion, sabemos reconocer cuáles son sus características y los beneficios que aportan a la sociedad. Entre ellos, el enfoque que asume la moda sobre contemplar, valorar y proteger los procesos y recursos utilizados para la fabricación de la ropa.

También la intención es que las compras estén pensadas hacia prendas y accesorios de mejorar calidad y mayor duración. A su vez, fomentar valores nobles y positivos como el respeto y la solidaridad en el trato de las personas, animales y recursos del medio ambiente. 

En un marco histórico, previo a la Revolución Industrial se llevaba a cabo una producción local de las prendas. En ese sentido, la población fabricaba y compraba la indumentaria con la materia prima y los recursos que disponían a su alcance. Por lo tanto, como sucede actualmente, la vestimenta manifestaba el significado de la región y la cultura que identificaba a las personas. 

Además de entender qué es el slow fashion, el aporte del movimiento invita a revalidar prácticas ancestrales de recuperar y poner nuevamente en valor. En este sentido, le otorga un valor fundamental a que prevalezca la calidad de las prendas, sus funcionalidades y nuevos usos por sobre la cantidad.

La moda slow fashion propone un crecimiento sostenible de las prácticas de cuidado y conservación del medio ambiente. A su vez, frenar y desacelerar la producción constante y excesiva que desencadena en un consumo desmedido propio del fast fashion. Dicho fast fashion produce como consecuencia que la moda sea la segunda industria que más efectos contaminantes genera en el planeta. 

Bases y fundamentos del Slow Fashion

Entre los aspectos principales que definen a una marca slow fashion se pueden identificar los siguientes:

  • Las prendas son fabricadas utilizando materias primas sostenibles de alta calidad como lino o algodón ecológico. 
  • Se piensa en un carácter atemporal de la vestimenta y no en una perspectiva de modernidad. 
  • Los espacios de venta suelen ser tiendas pequeñas en lugar de grandes cadenas.
  • El origen de la producción y la venta es local.
  • Las personas que diseñan en este movimiento contemplan la durabilidad y longevidad de las prendas eso se traduce en una mayor calidad.
  • Los tiempos de producción y reposición de la vestimenta son más lentos y pausados
  • El personal de trabajo accede a salarios justos y equitativos
  • El modelo slow fashion intenta trabajar reduciendo la huella de carbono que genera cada prenda. 
  • Se proponen llegar al “desecho cero” en la producción. 

En conclusión, saber qué es el slow fashion es una búsqueda por promover transformaciones sociales, culturales, económicas y del medio ambiente. Así, alentar a procesos de producciones y ventas justas, equitativas y locales, para reflexionar y concientizar acerca de los derechos de trabajadores y ecológicos. 

Publicada el
Categorizado como Diccionario