¿Conoces la historia del famoso estampado de Louis Vuitton?

estampado de Louis Vuitton

Hay figuras, diseñadores y marcas que representan un ícono en el mundo de la moda. Desde vestidos y prendas legendarias hasta estampados que marcaron una época por su calidad y revolución. En ese sentido, surge la pregunta: ¿conoces la historia del famoso estampado de la marca Louis Vuitton? Te proponemos repasar los datos más importantes y destacados para que puedas acceder a la información de una obra majestuosa y elegante.

Cómo nace el famoso estampado de Louis Vuitton

Si en alguna conversación alguien te pregunta ¿conoces la historia del famoso estampado de Louis Vuitton? la recomendación es que leas este artículo. Así vas a poder conocer y entender todos los detalles que te permiten ampliar tu cultura general y conocer la magia de esta célebre marca.

En 1854 el empresario y diseñador francés lanzó en París un negocio de equipajes. La apertura de la tienda se vio favorecida por el crecimiento constante que venían mostrando los medios de transporte como el ferrocarril y el automóvil.

En ese sentido, el proyecto comenzó a crecer y establecerse con fuerza. De esa manera, los equipajes Louis Vuitton eran una señal de estatus social y un accesorio sumamente práctico y funcional. A su vez, los baúles impermeables eran resistentes al agua y esto permitía que no se estropearan los accesorios del interior en caso de accidentes. La célebre marca LV en los baúles tuvo como primera fecha de aparición en el año 1896.

Sin embargo, la gran aceptación y el prestigio de la marca comenzaron a encontrarse con algunos obstáculos como fueron los intentos de copias y falsificaciones. Para 1892 y luego de la muerta del fundador Louis Vuitton, su hijo George asumió la dirección de la firma. En ese sentido, su mirada sostenía que las imitaciones provocaban consecuencias económicas y repercusiones culturales en la valoración de la marca. Por eso, como opción para que no se propague el desprestigio de la firma, pensó en diseñar una lona que fuera muy difícil de imitar.

En ese momento el estampado actual era Damier, el cual resultaba muy simple de copiar. Fue en 1896, cuando George trabajó en un boceto para inventar el Monogram. Su misión era crear una propuesta que fuera más difícil de replicar.

Cuál es la propuesta del diseño Monogram

George, hijo de Louis Vuitton, pensó en tres diseños acompañados de las iniciales LV en honor a su padre. Uno de ellos se asemeja a una estrella y otro a una flor. Mientras que el tercero a la figura de un círculo que en su interior tiene una flor de cuatro pétalos redondos. La propuesta se complementa con las iniciales LV que por su ubicación le daban forma a dos triángulos invertidos.

De esta manera, nacía un estampado elegante, sutil y algo más complejo de copiar. Los colores elegidos fueron el beige y marrón pero al momento de patentar el Monogram no detalló los colores en el registro. Por lo tanto, el estampado tenía la libertad de ubicarse en cualquier lugar y color. La tendencia de George estuvo atravesada por aspectos de las bellas artes y los valores estéticos.

Frente al interrogante ¿conoces la historia del famoso estampado de Louis Vuitton? el legendario Monogram se encuentra en la mayoría de los productos Vuitton. Una de las condiciones fundamentales es todos los accesorios que tengan el estampado deben ser transportables. El lema de la marca es: Todo lo que sale de ella debe poder moverse, como máximo, entre dos personas. De esa manera, los cambios que realizo George lograron que se pudiera adaptar la lona a la mayoría de los productos Louis Vuitton.

A mediados del siglo XX, para las décadas del 50 y 60, los baúles LV acompañaban en viajes a grandes figuras artísticas del cine y el deporte. Además, aparecían en las revistas de moda más icónicas de la época. El crecimiento de la moda femenina hizo que los bolsos Louis Vuitton crecieran con gran fuerza y sean el accesorio ideal de la mujer moderna.

El Monogram en las últimas décadas del siglo XX e inicios del siglo XXI

Las tendencias artísticas y los eventos de desfiles de moda empezaron a introducir el famoso estampado a públicos amplios y diversos en la década del 90.

Para 1997 el diseñador Marc Jacobs fue nombrado como el nuevo director creativo de Louis Vuitton. Su llegada otorgó un aire más fresco y enérgico a la marca que trascendió los baúles y bolsos hacia otros horizontes. A su vez, se propuso que el estampado se adapte a una gama diversa de público introduciendo modelos para adolescentes.

El universo del estampado Monogram comenzó a diseñarse en otros accesorios como sombreros, medias, paraguas, abanicos y vestidos. Las innovaciones repercutieron inclusive en diseños de calzados y prendas hechas en cuero con la estampa de Monogram.

En conclusión, la historia del icónico estampado Louis Vuitton forma parte de un saber cultural fundamental para entender el concepto de la moda. Se trata de un símbolo de trayectoria, tendencia, elegancia, estilo y transformación que se adapta a las épocas y revoluciones estéticas.

Publicada el
Categorizado como Blog

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.