Como crear tu Marca de Ropa

crear marca ropa

Si te gusta la moda y estás pensando en lanzarte como emprendedor o emprendedora con tu propia línea de ropa, esta guía te ayudará a organizar los diferentes pasos que debes seguir. Ten en cuenta que un buen comienzo es clave para el desarrollo de tu emprendimiento. Así que tómate tu tiempo, piensa, reflexiona, imagina y avanza para concretar lo que sueñas.

Analiza los costes

Empezar tu propio negocio implica que hagas números. En el negocio de la moda tienes muchos puntos intermedios, desde el proveedor de materias primas hasta los gastos de logística y marketing. Por eso, antes de empezar tu marca de ropa, debes tener bien detallados los gastos en los que incurrirás, al menos en los primeros meses. De esa forma puedes armar tu presupuesto y analizar qué aspectos reforzar y cuáles pueden esperar a una segunda inversión.

Entre los gastos que debes tener en cuenta a la hora de lanzar tu propia marca de ropa encontrarás:

  • Gastos de marketing y publicidad para posicionar tu marca y sus redes sociales.
  • Permisos, licencias e impuestos.
  • Materia prima para la creación de prendas.
  • Gastos de oficina.
  • Salarios.

Este último aspecto puede que no sea tan grande en un primer momento, ya que muchas veces los emprendedores del mundo de la moda suelen encargarse de la mayor parte de las tareas. Pero a medida que crezca tu negocio, necesitarás personal que cubra determinadas tareas mientras tú trabajas en la creación de los diseños y en el marketing con los profesionales del sector.

Crea comunidad

Para que tu negocio de ropa tenga éxito y tu marca sea reconocida, tienes que entender a tu público. Es importante analizar el mercado, conocer sus gustos, entender lo que deseamos ofrecerles y generar interacción para cubrir esa necesidad de indumentaria. Para eso, las redes sociales, los eventos y diferentes recursos de encuentro y opinión pueden ayudarte. Se trata de estar atentos a lo que el público busca, y ver cómo eso se adapta a lo que queremos crear con nuestra marca. Siempre manteniendo nuestra identidad, pero entendiendo el nicho o público objetivo de las prendas y accesorios que diseñamos.

Si conoces a tu público, entenderás mejor cómo llegar a ellos con campañas publicitarias y proyectos de prendas y colecciones.  También tienes que rodearte de gente interesada en hacer crecer el proyecto tanto como tú, por eso la creación de comunidad no se hace solamente con los clientes, sino con los equipos de trabajo involucrados.

Busca proveedores de confianza

La materia prima y la concreción de los pedidos es una pata fundamental para que tu marca sea reconocida. No sirve de nada tener diseños bonitos y una plataforma web intuitiva, si cuando pedimos la prenda el proveedor no la tiene lista en el tiempo pautado. Por eso, debes escoger cuidadosamente a los proveedores y no basado únicamente en sentimientos o sensaciones. También es importante que tu proveedor esté cerca, de manera que puedas trabajar con una relación mucho más dinámica ante cualquier eventualidad.

Escoge los métodos de pago

Cuando tengas tu marca y tienda establecida, un parámetro muy relevante para que los clientes se acerquen es la forma de pagos. Hoy en día están muy extendidos los pagos a través de plataformas digitales, pero muchos clientes eligen lugares donde hay variedad de modalidades de pago. Esto tiene sentido, ya que en caso de que alguna modalidad no funcione, siempre tienes alternativas para tratar de pagar por aquella prenda que te gusto.

Las modalidades más populares incluyen:

  • Transferencias bancarias digitales.
  • Contrareembolso (método de pago para envíos por correo, en este caso el cliente paga al recibir el producto y se añade una comisión).
  • Pagos con tarjeta.
  • PayPal y otros servicios de pago electrónico.
  • Criptomonedas

Recuerda que mientras más alternativas tenga el cliente, más posibilidades hay de que termine comprando alguna prenda o accesorio que le haya gustado.

Diseños con personalidad

Cuando empieces a pensar en diseñar tu propia marca de ropa, es fundamental que tengas bien definida la personalidad de tus prendas. No solamente se trata de hacer una colección, sino de escoger la personalidad, el motivo, la esencia de las prendas y accesorios que creas.

Las marcas de ropa se diferencian entre sí por la utilización de colores, telas y materiales muy diversos. Pero no se trata únicamente de diferencias físicas, sino del tipo de imagen que damos con nuestra ropa. Por eso, al empezar con tu negocio de ropa, tienes que dedicarle tiempo a pensar los conceptos principales de personalidad que diferenciarán tus colecciones de otras.

Crea una página web completa

Si vas a vender tus artículos online, es fundamental tener una buena plataforma de e-commerce. Pero aún si no va a ser tu fuerte, una buena tienda de ropa necesita tener una web con información actualizada, sencilla navegación y buenas fotografías de las prendas y accesorios.

A eso hay que unir un trabajo de calidad en todo lo referente a redes sociales y comunicación. Puedes hacerlo por ti mismo o contratar a expertos en la temática, pero dedícale tiempo a todo lo relacionado a la creación de tu imagen web. Hoy, muchos potenciales clientes se fijan en la página web y en la navegación personal, así como en las opiniones de otros usuarios. Si logras captar su atención y mostrar la calidad y personalidad de tus prendas, seguro tu emprendimiento tendrá un buen rendimiento.

Una buena plataforma para crear tu ecommerce es Shopify, por 29 dólares al mes puedes tener tu Tienda Online de manera profesional.

Planifica tus colecciones

En el mundo de la moda, adelantarse a las tendencias es clave para posicionarse entre los más vendidos. Analiza a tu competencia para ver qué productos venden más, investiga a tus clientes para conocer sus gustos, patrones de consumo e intereses. Luego, aplica toda esa información al desarrollo de colecciones y accesorios que cumplan con los parámetros de tu público objetivo.

Si sigues estos pasos, la presencia de tu marca de ropa en las redes seguro tenga mayor relevancia y puedas llevar adelante tu emprendimiento con éxito, derrotando a la competencia y disfrutando de la certeza de un trabajo bien hecho.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.