Tips para aprender a vestirse bien

consejos aprender a vestirse

“No sé qué ponerme” y “No tengo nada” son dos frases que se dicen diariamente a la hora de elegir cómo vestirse, ya sea para ocasiones informales o aquellas que requieren un poco más de elegancia o formalidad. Lo cierto es que, en la mayoría de las veces, los guardarropas están llenos de prendas de las que uno no es consciente o no tiene idea de cómo combinarlas o portarlas. 

¿Cuántas veces uno adquirió determinada prenda para determinado look y después no supo o no pudo combinarlo con algo más? Quedando esa prenda en el olvido o sólo destinada a ese conjunto en particular. 

Si tienes ese problema te invitamos a leer el artículo sobre vender tu ropa usada y no acumularla en el armario.

Lo cierto es que hay muchos tips o trucos que pueden contribuir a la hora de saber armar los outfits y que éstos sean cómodos, bonitos y bien vestidos. En primer lugar, lo fundamental es tener una organización: el armario debe estar dispuesto de forma tal que podamos tener al alcance de, por lo menos, la vista para tener siempre presentes qué es lo que verdaderamente contiene. De esa manera se podrá elegir entre toda la indumentaria y no sólo en la que se recuerda, que suele ser la mitad de lo que verdaderamente hay. 

También hay indumentaria básica con la que debemos contar que hará más sencilla la construcción del conjunto: prendas básicas y de buena calidad que podamos ponernos en más oportunidades. Por otro lado, es recomendable contar con algunas en colores neutros y otras estampadas manteniendo un equilibrio en las cantidades. Cuando se escoge por tener mayor cantidad de unas que de otras, es donde aparecen las dificultades para conformar los estilos. 

Contar con complementos de diferentes texturas y colores también resulta clave. Cinturones, collares, pulseras, ponchos, anillos, entre otros; terminan de formar los looks y son detalles que marcan la diferencia. Además, que hay maneras de combinar ciertas prendas que nunca pasarán de moda y que pueden salvarte en más de una vez, como un jean clásico y una camiseta lisa blanca o negra, o una campera de jean o cuero. 

Sólo es cuestión de conocer diferentes mecanismos para combinar tanto la prendas como los zapatos, bolsos y accesorios; para poder vestirse bien. La organización diaria y la planificación anticipada sobre cómo vestirse para cada momento, son fundamentales. Priorizar algún tipo de prenda con el que uno se sienta más cómodo también hará que la elección sea mucho más sencilla. 

Todas las prendas son posibles de portar siempre y cuando estemos informados de cómo llevarlas. Muchas veces caemos en el sentido común que determinados cortes o características de las vestimentas no pueden ser combinadas con cualquier cosa, pero no es tan así. Es cuestión de conocer cuáles son las opciones de uso de aquello que estamos portando y qué es lo que queremos lograr con el conjunto que creamos.

En resumen, te acercamos un checklist para que puedas tener a mano y lograr ese conjunto que tanto deseas: 

  • Tener el armario organizado y todas las prendas visibles. 
  • Hacer circular la ropa que ya no utilizas y ocupa espacio.
  • Contar con complementos y accesorios de diferentes colores y texturas. 
  • Tener indumentaria básica de buena calidad. 
  • Prendas con colores neutros.
  • Mantener en buenas condiciones las prendas.
  • Planificar con anticipación.
  • Conocer las diferentes formas de vestir una misma prenda.
Publicada el
Categorizado como Blog

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.