Tejido Modal, que es y características

Publicada el
tejido modal

La preocupación de hombres y mujeres por la sustentabilidad ha llegado con fuerza al mundo de la moda. Cada vez son más variadas las alternativas y propuestas para producción de prendas ecológicas. En este contexto, aparece el denominado tejido modal, un tipo de tela que existe en Japón desde 1950 y que ha ganado gran fuerza en los últimos años.

¿A qué se le llama tejido o tela modal?

El modal fue diseñado a partir de mejoras en el proceso de fabricación del tejido tradicional, buscando un producto más resistente pero a la vez más suave. El resultado comparte algunas de las propiedades estructurales que reducen efectos de encogimiento o estiramiento al estar húmedo.

Su fabricación tiene como componente principal la pulpa de haya, y también incorpora algunos componentes químicos que convierten al modal en un tejido semisintético. Según el proceso de producción, el tejido modal puede ser más o menos sostenible que otras telas. Incluso podemos encontrar modales de tipo biodegradable o aptos para compostar.

¿El tejido modal es sostenible?

Si bien la producción de tejido modal no es sostenible en primera instancia, puede volverse sostenible si se realizan los pasos y modificaciones necesarias. Para alcanzar los niveles de responsabilidad ecológica y ética ambiental, el tejido modal debe hacerse respetando algunos parámetros.

Materia prima: al ser un derivado de árboles, la producción de tejido modal puede tender a la deforestación. Sin embargo, la utilización responsable y el plantado de árboles explícitamente con esta finalidad, pueden hacer sustentable su producción. Los árboles son una materia prima mucho más sustentable que el algodón, y si a eso le sumamos responsabilidad empresarial, es posible mantener los árboles necesarios para producir prendas y para preservar el planeta.

Desechos y productos químicos: en su condición de tejido semisintético, el modal requiere utilización de químicos para su blanqueo y teñido. Los desechos de estos químicos, si no se tratan adecuadamente afectan el planeta. Por eso la producción de tejido modal sostenible requiere cuidado y precauciones en todo lo relacionado con los desechos químicos.

¿Qué características destacan al modal?

  • Hablamos de un tejido cuyo tacto es muy suave. Algunas opiniones incluso lo describen como una segunda piel.
  • Combate el calor mucho mejor que otras telas, ya que es muy fresco.
  • Permite colores vivos y duraderos.
  • El tejido modal tiene mucha caída y se puede aprovechar para diferentes tipos de prendas.
  • Cuenta con un efecto memoria, no se deforma y mantiene su forma y tamaño con el paso del tiempo.
  • Es un tejido resistente y duradero, ideal para lavarlo de manera frecuente.
  • Tiene alta elasticidad aún mojado, por lo cual no requiere planchado.
  • No genera pelusa ni produce olores.
  • No se encoge.
  • Es una fibra lisa de acabado brillante.

Cuidados para el tejido modal

Utilizado principalmente para fabricar camisetas, vestidos y lencería pero también pijamas o ropa de cama, el tejido modal puede preservarse y durar aún más tiempo siguiendo unos simples pasos.

El lavado en máquina debe ser con agua fría. Soporta otras temperaturas, pero los mejores resultados son con temperaturas bajas.

Si vas a utilizar lejía, hacer una con base de oxigeno. Las de base de cloro pueden debilitar la tela y sus propiedades.

Para el proceso de secado, se recomienda utilizar nivel bajo o medio y retirar las prendas rápidamente de la secadora para reducir la aparición de arrugas.

¿El tejido modal es compostable?

Entre las dudas que figuran en la red por parte de entusiastas de la indumentaria, una de las más extendidas versa sobre la posibilidad de hacer compost. Dependiendo el proceso de producción, algunos modales como el TENCEL Modal, cuentan con un certificado de condición biodegradable y compostable en hogares, en instalaciones industriales o en el mar.

¿Es un material cálido?


También se pregunta sobre las condiciones del tejido modal para preservar el calor. Aquí las respuestas tienden a ser negativas. El modal no es la mejor elección para mantenernos calientes. Se recomienda principalmente en prendas de primavera y verano.

Conclusión

El tejido modal es una de las mejores alternativas a la tela tradicional. Tiene propiedades mejoradas para brindar mayor resistencia, protección contra los malos olores y posibilidades de convertirse en un material de fabricación sostenible, éticamente responsable y protectora del medio ambiente.

Categorizado como Blog

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.