¿Sabías como surge el Bikini y quién lo inventó? Te lo contamos

Publicada el
bikini

El bikini es una de las prendas de vestir para verano más populares. Un traje de baño en dos piezas, dejando al descubierto hombros, abdomen y piernas, que puede observarse en sus orígenes y concepción en obras de artes del siglo IV antes de Cristo. Hoy exploraremos un poco sobre como surgió, los cambios sociales y morales que llevaron a su olvido, y finalmente su regreso triunfal a mediados de la década de 1940.

Los rastros arqueológicos

En la villa romana del Casale, en Piazza Armerina, Sicilia, hay unos increíbles y antiguos mosaicos que representan distintas actividades cotidianas de los primeros pobladores de la región. Con escenas de caza, juegos, circo, y un mosaico que muestra una prenda muy similar al bikini actual, y que lleva por nombre “el mosaico de los bikinis”. De acuerdo a lo extraído de esta obra, se intuye que el ancestro del bikini se utilizaba como prenda en actividades atléticas de diferente intensidad.

Posteriormente, la llegada del Cristianismo y su exceso en el control de la moral y el cuerpo de la mujer, llevó a que la prenda fuera desapareciendo. A partir de ese momento, comenzaron a aparecer modelos de cuerpo entero, que no dejaban expuesta nada de piel de las mujeres.

El átomo y el primer bikini

En 1946, Jacques Heim presentó un modelo de traje de baño de dos piezas para mujeres llamado átomo. Dejaba descubierta la zona del abdomen, pero el ombligo seguía cubierto.  Su nombre se debía a que estábamos ante el traje de baño más pequeño jamás producido. Al poco tiempo, Louis Rénard presentó su modelo de bañador, también de dos piezas, pero que mostraba el ombligo. La modelo Michelle Bernardini lo lució el 5 de julio de 1946 y a partir de ese momento el bikini entró en la historia de la moda.

Foto de la izquierda: Bikini Jacques Heim
Foto central: Vestidos de noche años 20 por Jacques Heim
Foto de la derecha: Atome

Hay otras versiones que intentan explicar el origen del nombre bikini, pero todas coinciden en un punto geográfico que sirve como inspiración para la prenda. A tan solo un año del final de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), Estados Unidos y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) estaban en las puertas de un nuevo conflicto, menos sangriento pero más extenso: la denominada Guerra Fría. En ese entorno, se realizaron detonaciones de prueba de una bomba nuclear de hidrógeno en el atolón de Bikini, situado en el océano Pacífico. Unos días antes de que se presentara esta prenda Rénard podría haber sostenido que su invento para la indumentaria femenina sería una revolución explosiva, o que la desnudez del entorno luego de las explosiones le sirvieron como inspiración para bautizar la prenda.

El bikini contra el pudor de la sociedad y su presencia hoy

El entusiasmo inicial de la creación de Rénard no pudo con las limitaciones de la moralidad cristiana imperante. Durante los años 40 la prenda no se popularizó y los trajes de baño completos seguían siendo la norma. A principios de los años 50, el uso del bikini por parte de estrellas como Brigitte Bardot en el jet set europeo, Ava Gardner, Marilyn Monroe o Elisabeth Taylor en Hollywood permitieron hacer estallar la popularidad de la prenda. El traje de baño con ombligo descubierto empezó a aparecer en las revistas de moda, y la falsa moral no pudo ocultarlo más.

Ya para la década de 1960, el bikini se había convertido en una prenda de vestir accesible y popular, con diseños para todo tipo de mujeres. Con el paso de los años, seguiría acompañando y evolucionando el vestuario femenino y demostrando que la libertad sobre los cuerpos y cómo mostrarlos, también es una manera de hacer moda y quedar para siempre en la historia de la indumentaria.

Categorizado como Blog

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.